Archive for the 'Falsos mitos' Category

Lavándonos a parcelas

He dudado mucho sobre si debía o no hablar de este tema sobre todo porque yo ya estoy con el modo puesto en “primavera” diga lo que diga el tipejo ese del tiempo que no para de dar malas noticias.

El caso es que como JAMÁS pensé yo que una cosa así pudiese pasar en un país como este a la vanguardia de la civilización y un ejemplo a seguir en cuanto a técnica, industria y fabricación de cosas se refiere, pues he pensado que el mundo debía saber de nuestra tragedia: SE NOS HAN CONGELADO LAS TUBERÍAS.

Para ser más exactos la tubería del agua caliente de la bañera. Usease, nos lavamos a parcelas.

Me siento como si estuviese de visita en el pueblo de mis padres donde la mitad de la casa no tenía agua corriente y nos teníamos que lavar gracias a una palangana. Así andamos por aquí pero además como los alemanes no saben lo que es un bidé pues imagínense la papeleta…

Lo bueno es que para que la dichosa tubería se descongele tenemos el radiador del cuarto de baño a toda pastilla así que por lo menos da gustito ir. En fin.

Ponga a un suizo en su vida, o a una japonesa

Como la experiencia se repite casi cada verano pues os la voy a comentar.

Gracias a los espíritus tengo yo amigos esparcidos por todas partes. Bueno, es estupendo tener amigos de muchos sitios distintos aunque es todo un arte conseguir verlos aunque sea de vez en cuando. A lo que voy. Resulta que tarde o temprano acabo pasando mis vacaciones con gentes de otros lugares generando combinaciones como: dos españolas, un suizo, un alemán o dos suecos, un suizo, una española y un alemán o dos japonesas, dos españoles y tres suizos o un griego, una francesa, una eslovaca, dos españoles, una colombiana y tres italianos o cinco italianos y yo (esa fue para contar, pero en otro momento).

El caso es que allá por donde vamos pues generamos expectación, como es lógico y  situaciones interesantes como la que hoy quiero contar. Me he dado cuenta de que da lo mismo las nacionalidades que conformen un grupo, si hay un suizo -y digo suizo, no suiza- entre nosotros SIEMPRE nos tratan bien en TODAS partes.

Lo juro por Snoopy y por el alma de Mafalda que es verdad. En el momento que en un bar, restaurante, hotel, museo, agencia de viajes, estación de tren, agencia de alquiler de coches, ferry, taxi o cualquier lugar que se visite en vacaciones, dices que uno es suizo … todo se vuelve de color de rosa. El servicio mejora, te empiezan a tratar con más deferencia y no paran de hacer preguntas con sonrisas de oreja a oreja. Vamos que es raro que algo se tuerza.

Lo mismo sucede cuando vas con UNA (no más) japonesa. Todo son deferencias. ¡Si hasta nos abrieron la puerta de una oficina de turismo una vez! En el momento que hay más de una japonesa la cosa cambia y te empiezan a tratar como ganado pero con una…como la mantequilla.

Así que ya lo saben, si desean tener unas vacaciones perfectas, alquilen un suizo o inviten a aquella japonesa que conocieron aquella vez en no sé donde porque les asegurará unos días sin complicaciones.

En Alemania todo el mundo habla inglés

Yo siempre pensé que en Alemania todo el mundo dominaba más o menos el inglés. Para no andarme por las ramas: mentira cochina. Lo que pasa es que como el alemán es tan así, tan guiri, pues cuando habla -o lo intenta- inglés nos parece que lo hace muy bien pero no, no se confundan, en Alemania la gran mayoría sólo chapurrea y tiende a usar las mismas expresiones una y otra vez a modo de comodín.

Que vaya por delante que no me parece mal pero yo, que con el alemán voy más despacio que el caballo del malo, no veo manera de comunicarme más que con tres o cuatro personas que, tras un gran esfuerzo, y por pura educación, se dirigen a mí en un inglés que vaya.

En este sentido creo que pasa como en España; todo el mundo dice que habla inglés y así lo ponen en el curriculum pero del dicho al hecho…


La razón de ser de este lugar

Vivir fuera tiene sus cosas. Cada día algo nuevo, una costumbre, una expresión, el aspecto de las cosas y personas que te rodean... Esas cosas son las que me dicen que aquí (sea donde sea) no es como allí. Con esta bitácora quiero contar esas pequeñas cosas que nos hacen distintos y convierten mis estancias en otros lugares en experiencias siempre fascinantes. Por favor, si alguien quiere aportar su granito de arena es bienvenido porque somos muchos que por unas razones u otras vivimos lejos.... pero cerca.
Sell Art Online

Lo que da de sí el invierno

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otro 1 seguidor