Mucho más que dinero

Ya me volvió a pasar y eso que me llevan avisando casi desde que llegué. Mira y remira y no te lances a la piscina que aquí es muy fácil meter la pata y la gente no se corta ni un pelo y te puede hacer sonrojar.

Es de esperar que después de meter la pata una vez pues ya no vuelvas a cometer el error pero es que hay cosas marcadas a fuego en la personalidad y la forma de hacer las cosas de una que no pueden borrarse de un plumazo así como así.

Esta vez ha sido el dinero, sí el cochino dinero y encima no por falta de él, que es lo más triste. Resulta que según llega el buen tiempo evito en lo posible llevar bolso o cualquier aditivo que me pueda molestar así que el dinero, como es lógico, termina en el bolsillo de los pantalones. Pues bien, estando en la ciudad tomándonos una estupenda cervecita bajo el sol primaveral se me ocurre la maravillosa idea de invitar a una ronda y como es lógico, todo el mundo se lo toma muy bien porque, para qué negarlo, aquí nadie se pelea por pagar, ni mucho menos.

El caso es que llega el camarero y muy alegremente pido la cuenta para todos (aquí siempre se paga a escote, cada uno lo suyo directamente con el camarero) y unos minutos más tarde me dispongo a pagar. Y ¿cuál es el craso error que comento?:

  1. ¡Saco los billetes y monedas del bolsillo del pantalón!
  2. ¡¡Los saco al buen tuntún sin que estén perfectamente doblados y colocados por cantidades desparramando las monedas por la mesa!!
  3. ¡¡¡Amontono todo sobre la mesa!!!
  4. ¡¡¡¡Organizo los billetes y monedas para la cuenta separándolos sobre la mesa y encima arrastro las monedas!!!!!!!!!!!!!

Por lo visto casi les da un soponcio a mis acompañantes, o al menos a unos pocos y lo peor es que yo ya sabía que éso podía pasar. Resulta que por esta parte del país el dinero se lleva SIEMPRE en el monedero o cartera, en el que se SEPARAN los billetes de las monedas (y por supuesto del resto de papeles) y los billetes se ORDENAN por cantidades aunque eres libre de ordenar de menor a mayor o de mayor a menor, que para eso estamos en un país libre. Y yo eso no sé hacerlo, vaya.

Ya me pasó hace tiempo que al sacar el monedero alguien comentó cómo podía encontrar nada en semajante jungla y yo, tan ingenua, ni me percaté de la crítica ácida implícita. Ya en casa me comentaron que aquí el billetero, monedero o cartera es otra forma de mostrar a los demás lo ordenado que eres. Vamos, lo mismo que cuando muestras tu casa y debe estar limpia y ordenada, tu monedero debe estar limpio y ordenado porque al fin y al cabo todo el mundo te ve pagar y de cara a la galería ya se sabe todo debe estar en “ordnung”.

Otra vez noté yo algo en el ambiente pero como soy española nadie me dijo ni mu.

2 Responses to “Mucho más que dinero”


  1. 1 La inquieta mirada junio 5, 2011 a las 11:21 am

    Jaja, nunca me ha pasado, pero a veces llevo suelto el dinero en un bolso de esos kolalas, cuando voy al parque…
    Lo del orden en el monedero… bueno, realmente es un claro reflejo de nuestro orden o desorden… pero no sabía que era un asunto tan serio.
    Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




La razón de ser de este lugar

Vivir fuera tiene sus cosas. Cada día algo nuevo, una costumbre, una expresión, el aspecto de las cosas y personas que te rodean... Esas cosas son las que me dicen que aquí (sea donde sea) no es como allí. Con esta bitácora quiero contar esas pequeñas cosas que nos hacen distintos y convierten mis estancias en otros lugares en experiencias siempre fascinantes. Por favor, si alguien quiere aportar su granito de arena es bienvenido porque somos muchos que por unas razones u otras vivimos lejos.... pero cerca.
Sell Art Online

Lo que da de sí el invierno

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otro 1 seguidor


A %d blogueros les gusta esto: