Esas nubes que pasan

Este mundo no deja de soprenderme.

El otro día nos encontramos por casualidad a mi suegro y su mujer por la calle. Imaginad por un momento que estando de compras por el centro os econtráis con vuestro padre al que veis de vez en cuando y con el que os lleváis estupendamente.

Os doy tiempo para imaginar ese momento…..

Como decía, nos encontramos con mi suegro. El primer impulso es el típico de los besos y dar la mano (sí, aquí en alemania padres e hijos se dan la mano). Acto seguido compienza la conversación y yo empiezo a pensar que mi nivel de alemán cada vez es peor porque me da la impresión que se han puesto poéticos hablando del viento, del cielo y la tierra, de las nubes que pasan… En fin, que desconecto de la conversación (como suelo hacer para que no me entre dolor de cabeza a los dos minutos de intentar entender de qué va el asunto) y me dedico a mirar a la gente. Que si el vestido de esta, o mira lo monas que son esas botas o el bigote que se gasta la señora del puesto de salchichas.

Cinco minutos después vuelvo a prestar atención a la conversación de mis políticos. Otra vez el agua y la luna y la brisa y… la temperatura. No puede ser, ¡llevan por lo menos diez minutos hablando de tiempo y parecen encantados! Así es, queridos amigos. En Alemania hasta en los círculos más privados el tema central de las conversaciones es el tiempo. Ya sé que para romper el hielo, así de repente, todo el mundo habla del tiempo pero ¿más de diez minutos?

Según voy pensando estas cosas ahí siguen los tres y ya cuando se me empiezan a congelar los dedos de los pies de estar ahí de palo tieso es cuando todo el mundo se despide si haber hablado de nada y sin haber tomado un maldito cafe.

Estos alemanes están locos, locos, locos. Ah! por cierto, en Inglaterra es exactamente igual o peor.

0 Responses to “Esas nubes que pasan”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




La razón de ser de este lugar

Vivir fuera tiene sus cosas. Cada día algo nuevo, una costumbre, una expresión, el aspecto de las cosas y personas que te rodean... Esas cosas son las que me dicen que aquí (sea donde sea) no es como allí. Con esta bitácora quiero contar esas pequeñas cosas que nos hacen distintos y convierten mis estancias en otros lugares en experiencias siempre fascinantes. Por favor, si alguien quiere aportar su granito de arena es bienvenido porque somos muchos que por unas razones u otras vivimos lejos.... pero cerca.
Sell Art Online

Lo que da de sí el invierno

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otro 1 seguidor


A %d blogueros les gusta esto: